ūüďÜ A 58 a√Īos del terremoto M9.5 ‚ö†ÔłŹ en Valdivia. El¬†m√°s devastador de la historia ūüö®


A 58¬†a√Īos del terremoto de Valdivia, sus 9,5 grados siguen asombrando a la comunidad cient√≠fica como el m√°s grande registrado instrumentalmente en el mundo, y posicionado a Chile como el laboratorio natural por excelencia para el estudio de esta disciplina.


Para Sergio Barrientos, el director del Centro Sismol√≥gico Nacional dependiente de la U. de Chile, haber vivido el terremoto del 60 fue un privilegio que muchos cient√≠ficos del mundo envidian. Y aunque era s√≥lo un ni√Īo, el sobrevivir al peor terremoto de la historia del planeta -medido instrumentalmente- fue una oportunidad √ļnica que sin duda marc√≥ su futuro profesional al mando de una instituci√≥n oficial clave en el pa√≠s m√°s ‚Äúterremoteado‚ÄĚ del orbe.


Hoy, cuando se cumplen 58¬†a√Īos de ese fat√≠dico domingo 22 de mayo a las 15 horas con 11 minutos, a√ļn recuerda ‚Äúcomo las chimeneas en las casas se ca√≠an sobre s√≠ mismas, los cables de alta tensi√≥n se golpeaban, y era absolutamente imposible mantenerse en pie. Dormimos varios d√≠as a la intemperie en carpas y las r√©plicas se repitieron por mucho tiempo‚ÄĚ comenta Barrientos. El terremoto de Valdivia, que hundi√≥ la ciudad en dos metros, generando nuevas islas y cerros, fue precedido por otro gran terremoto el 21 de mayo, con epicentro en Concepci√≥n, y posteriormente por un maremoto con olas de hasta 10 metros de altitud. A eso se sum√≥ el riesgo de un eventual desborde del lago Ri√Īihue que estuvo a punto de arrasar con lo que quedaba de ciudad. Dos d√≠as despu√©s, producto del movimiento de las placas, el volc√°n Puyehue, a 200 kil√≥metros del epicentro, hizo erupci√≥n. Los efectos del terremoto de Valdivia se extendieron desde Arauco hasta Ays√©n, dejando 2.300 muertos, tres mil heridos, y un mill√≥n sin hogar.

Si hacemos una comparaci√≥n, se√Īala el investigador, entre el 27/F y el terremoto de 1960, los efectos son inimaginables debido a la multiplicaci√≥n exponencial de la energ√≠a liberada entre un sismo grado 8 y un 9, en que crece 32 veces. ‚ÄúTodo es a escala, el 8.8 del 27/F dur√≥ 120 segundos, su longitud de ruptura fue de 400 kil√≥metros, y su desplazamiento m√°ximo (de las placas) de 20 metros. Sin embargo, el 9.5 de Valdivia dur√≥ eternos cinco minutos, su longitud de ruptura fue de casi mil kil√≥metros y la tierra se desplaz√≥ hasta 40 metros. Todo crece pero no linealmente, sino en escala logar√≠tmica o exponencial‚ÄĚ explica Barrientos.


Megaterremotos destructivos como el de 1960, claramente son hechos excepcionales. Sin embargo, podr√≠an repetirse en el pa√≠s de acuerdo a la evidencia cient√≠fica. ‚ÄúDe acuerdo a la medici√≥n de sedimentos que dejan los tsunamis en el continente, los megaterremotos ocurren aproximadamente cada 300 a 400 a√Īos. El pr√≥ximo, tan grande como el del 60, tendr√≠a que darse en el a√Īo 2200 aproximadamente‚ÄĚ. Sin embargo, explica el cient√≠fico, ‚Äúeso no significa que entre medio no se produzcan terremotos m√°s peque√Īos, de 8 grados, como el terremoto de Iquique del a√Īo pasado, y que igualmente producen mucho da√Īo a nivel local‚ÄĚ.


Chile es as√≠ uno de los pa√≠ses m√°s s√≠smicos del planeta, junto a Jap√≥n, sin embargo tiene particularidades que lo transforman en un im√°n para la comunidad cient√≠fica. ‚ÄúA diferencia de Jap√≥n, no s√≥lo se producen megaterremotos muy grandes sino que adem√°s son m√°s frecuentes, entonces si uno quiere estudiar terremotos en relaci√≥n a lo uno debiese esperar en un lugar determinado, lo ideal es venir a trabajar a Chile y estudiar este escenario como un laboratorio para despu√©s trasladar ese conocimiento a otras partes del mundo‚ÄĚ.


FUENTE: LATERCERA