ūüďÜ En 1999 un terremoto en Puebla ūüö® azot√≥ el centro de M√©xico como el 19-S ūüá≤ūüáĹ


Resumen

El sismo de M7.0 ocurrido el 15 de junio de 1 999, con hipocentro a 80 km de profundidad, a unos 20 km al sur de Tehuac√°n, Puebla, y 230 km al sureste de la Ciudad de M√©xico, se sinti√≥ en los estados vecinos al estado de Puebla; provoc√≥ serios da√Īos en la ciudad capital y en las poblaciones cercanas a la regi√≥n del epicentro.

Afectó una zona de aproximadamente 230 km de radio, donde 17 personas murieron y cientos perdieron sus casas.

Las observaciones de campo indican que la mayor√≠a de los da√Īos provocados se debieron a dos factores: a) la ubicaci√≥n de las poblaciones m√°s afectadas, en depresiones, llanuras y superficies cubiertas por sedimentos aluviales y tobas volc√°nicas (sedimentos "suaves"); y b) las construcciones con adobe, abundantes en la regi√≥n de Puebla-Oaxaca, que son las m√°s d√©biles y susceptibles a da√Īos o derrumbe por sismos. Se descarta la relaci√≥n directa del impacto en poblaciones por fallas en la superficie.

El sismo del 15 de junio de 1999 M7.0 ocurri√≥ a las 15:42 horas (tiempo local), con epicentro en el estado de Puebla, 20 km al sur de Tehuac√°n, aproximadamente 230 km al sureste de la Ciudad de M√©xico . Se sinti√≥ especialmente en una regi√≥n que abarca parte de los estados de Oaxaca, Guerrero, M√©xico, Morelos, Tlaxcala y Veracruz. En el plano regional se sit√ļa al norte de la costa del Pac√≠fico, en la Sierra Madre del Sur, en la zona lim√≠trofe con el Cintur√≥n Volc√°nico Mexicano.

La longitud de la zona de ruptura se estima en alrededor de 28 km y el rumbo del plano de falla es de 50¬į NW, lo cual significa la existencia de fallas con esta orientaci√≥n en la regi√≥n, a lo largo de las cuales ocurren rupturas peri√≥dicamente, de acuerdo con Quintanar et al. (1999).

Las fallas se localizan dentro de la placa oceánica subducente (de Cocos). El sismo fue de profundidad intermedia a profunda, su mecanismo indica esfuerzos tensionales derivados de la interacción de las placas de Cocos y Norteamérica (Lomas et al., 1999).

Los da√Īos mayores ocurrieron en el estado de Puebla, principalmente en la ciudad del mismo nombre, en especial en edificios antiguos de gran valor hist√≥rico, entre ellos, el Carolino, de 412 a√Īos de antig√ľedad, el templo de la Compa√Ī√≠a, el Palacio de Justicia, el edificio de Correos, la Biblioteca Palafoxiana, el Palacio Municipal y el Museo Jos√© Luis Bello.

Tambi√©n fueron afectadas las poblaciones de Acatl√°n, Amozoc, Atlixco, Chachopa, Cholula, Iz√ļcarde Matamoros, Ozolco, Tecamachalco, Tehuac√°n, Tepeji de Rodr√≠guez y otras. Los templos afectados suman 437, as√≠ como 841 escuelas y 88 hospitales (Melgarejo et al, 1999).

Puebla ya ha sido antes afectada por sismos destructores. La historia los registra en 1667, 1711, 1864 (el más grave), 1937 y 1973, de acuerdo con Virginia García Acosta (La Jornada, 16-6-99), investigadora que realiza una obra sobre los sismos en la historia de México (1996).