ūüŹö Reconstrucci√≥n fallida: ūüéíSEP no da claridad ‚úćūüŹĽ sobre escuelas da√Īadas ūüŹę

Un mes despu√©s de los sismos de septiembre en M√©xico, el entonces secretario de Educaci√≥n P√ļblica, Aurelio Nu√Īo, visit√≥ Pared√≥n, en Chiapas. Se tom√≥ selfies con los ni√Īos, les ofreci√≥ becas y se comprometi√≥ a reparar los da√Īos. ‚ÄúNinguna escuela afectada por los sismos quedar√° sin reconstruir‚ÄĚ, dijo ante los maestros. No fue cierto, no para todos y ni siquiera hay claridad sobre cu√°ntas escuelas sufrieron da√Īos y qu√© tan serios fueron. Adem√°s, hasta el 31 de mayo pasado apenas se hab√≠an hecho contratos por una d√©cima parte del presupuesto asignado para las escuelas, el m√°s grande del Fondo de Desastres Naturales (Fonden); y el 93% de los contratos se han seguido otorgando por adjudicaci√≥n directa, incluso despu√©s de que la Secretar√≠a de Gobernaci√≥n determinara el fin de la emergencia. Primero, antes de que se cumplieran tres meses de los sismos, la Secretar√≠a de Educaci√≥n P√ļblica (SEP) ya hab√≠a reducido en el papel el n√ļmero de escuelas clasificadas con da√Īos graves, sin que hubieran recibido atenci√≥n ni una evaluaci√≥n adecuada. De las tres escalas de da√Īo que se consideraron en septiembre ‚Äďverde para las escuelas sin da√Īos o con da√Īos leves, √°mbar para las de da√Īo parcial, y rojo para las que tuvieron da√Īo grave‚Äď, en octubre la cifra de las escuelas consideradas con ‚Äúda√Īo grave‚ÄĚ se redujeron a menos de la mitad en los estados donde hubo afectaciones y a solo nueve planteles en la Ciudad de M√©xico.¬†

Y de estas √ļltimas nueve, para mayo y junio solo una hab√≠a sido demolida por completo para ser reconstruida. Las otras apenas hab√≠an sido reconstruidas parcialmente o, incluso, ten√≠an reparaciones menores. Peor aun, un documento elaborado entre el 25 de septiembre y el 16 de octubre de 2017 por la Secretar√≠a de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), que coordin√≥ la revisi√≥n de las escuelas en la capital, hab√≠a definido inicialmente que eran 233 las escuelas con da√Īos graves, un n√ļmero 25 veces mayor al que despu√©s anunciar√≠a la SEP. El Instituto Nacional de la Infraestructura F√≠sica Educativa (Inifed), desconcentrado de la SEP, inform√≥ que este cambio se deb√≠a a que en las siguientes revisiones se demostr√≥ que no era necesario reconstruirlas totalmente tras una revisi√≥n con expertos, aun cuando no emitieron un nuevo dictamen p√ļblico. Pero lo cierto es que esas primeras revisiones ‚Äďentre el 25 de septiembre y el 16 de octubre‚Äď ni siquiera fueron hechas por un corresponsable en seguridad estructural, el experto en estructuras, seg√ļn lo exige el Reglamento de Construcciones de la Ciudad de M√©xico, que especifica que: ‚ÄúSe debe registrar ante la Administraci√≥n una Constancia de Seguridad Estructural, renovada cada cinco a√Īos o despu√©s de un sismo cuando la misma lo determine, en la que un Corresponsable en Seguridad Estructural haga constar que dicha construcci√≥n se encuentra en condiciones adecuadas de seguridad‚ÄĚ. El ingeniero Renato Berr√≥n, director general del Instituto para la Seguridad de las Construcciones lo confirm√≥: ‚ÄúLa SEP no cumpli√≥ con ese requisito del reglamento‚ÄĚ. Sin ello, no hay garant√≠a que las escuelas hayan sido evaluadas como lo requieren. Hoy, nueve meses despu√©s del sismo en el pa√≠s hay 2 mil 916 planteles que todav√≠a no reciben atenci√≥n, el 14.5% del total de las escuelas con da√Īos, seg√ļn el Instituto de Mexicano de la Competitividad (Imco) y datos p√ļblicos de Fonden, el programa Escuelas al CIEN, fundaciones y algunos de los estados. Los cambios en el n√ļmero de escuelas afectadas no termin√≥ en 2017. En marzo pasado, tres meses antes de las elecciones presidenciales, el Inifed aument√≥ sin explicaci√≥n la lista de escuelas con da√Īos menores y parciales de 18 mil a 20 mil planteles en todo el pa√≠s, y con ellos, las asignaciones econ√≥micas para su reconstrucci√≥n, como confirmaron en entrevista.¬†

Animal Político