ūüėĪ Sorprendentes im√°genes del gigantesco ūüĒ• iceberg de lava del volc√°n Kilauea ūüĆč

Una formaci√≥n de material volc√°nico de aproximadamente seis metros c√ļbicos fue captado flotando en un r√≠o de lava del volc√°n Kilauea en Hawai, Estados Unidos el pasado s√°bado. El ‚Äúiceberg‚ÄĚ de lava fue capturado en video por el residente hawaiano Ikaika Marzo y compartido con Hawaii News Now, en donde se observa c√≥mo circula por la lava sin perder su forma s√≥lida. El volc√°n Kilauea contin√ļa haciendo erupci√≥n en una fisura ubicada en la Isla Grande de Hawai, enviando un flujo de roca fundida al oc√©ano. Veinticuatro fisuras se han abierto en gran parte del distrito rural de la isla desde el 3 de mayo, pero la lava ha salido √ļnicamente de una, informaron los cient√≠ficos esta semana.¬†

La lava de la octava fisura que se abri√≥ a principios de mayo emit√≠a fuentes de magma de hasta 67 metros (220 pies) de altura. No hab√≠a actividad en las otras fisuras pero las aberturas nueve, 10 y 24 expulsaban gases, indicaron los cient√≠ficos. La lava de la octava fisura arras√≥ con los vecindarios costeros en solo dos d√≠as esta semana y destruy√≥ cientos de hogares. La lava llen√≥ la Bah√≠a Kapoho y ampli√≥ el territorio de la Isla Grande, que ahora se extiende 1,2 kil√≥metros (casi una milla) m√°s de donde estaba la costa antes. Han pasado casi dos semanas desde que se form√≥ la fisura m√°s reciente. Los cient√≠ficos no pueden predecir lo que pasar√°, pero indicaron que es posible que se abran otras fisuras que arrojan lava y que otras aberturas podr√≠an reactivarse. Los cient√≠ficos est√°n monitoreando la zona de ruptura y donde se est√° presurizando, como una posible indicaci√≥n de la formaci√≥n de fisuras adicionales. ‚ÄúSin embargo, durante las √ļltimas semanas la zona de ruptura ha estado relativamente estable‚ÄĚ, se√Īal√≥ Steve Brantley, del Observatorio Vulcanol√≥gico de Hawai, del Servicio Geol√≥gico de Estados Unidos. ‚ÄúAs√≠ que parece que por el momento solo hay un agradable y constante flujo de magma movi√©ndose a trav√©s de la primera zona y haciendo erupci√≥n en la fisura ocho‚ÄĚ. Los cient√≠ficos, tanto en el aire como en la tierra, est√°n tratando de seguir el rastro de las fisuras existentes. Est√°n tomando la temperatura del vapor que sale de las grietas y monitoreando si se est√°n ampliando o extendiendo, como posibles pistas de que se hagan nuevas, se√Īal√≥ Brantley. Fuente: Publimetro¬†