ūüö® Im√°genes: El d√≠a ūüóď que las cataratas del Ni√°gara ūüďĆ se quedaron sin agua ūüĆä

La historia y el escenario poco conocido por muchos tuvo lugar a finales de 1969, cuando uno de los torrentes de agua m√°s famosos del planeta se dren√≥ dejando en su lugar un espacio casi tan seco como el desierto. Las cataratas del Ni√°gara en la zona de Estados Unidos revelaron m√°s de una sorpresa. Para aquellos que no lo sepan, las cataratas del Ni√°gara son un grupo de cascadas situadas en el r√≠o que lleva el mismo nombre y cruza la frontera entre Estados Unidos y Canad√°. Las comprenden tres cataratas: la ‚Äúestadounidense‚ÄĚ, la ‚Äúvelo de Novia‚ÄĚ, y la canadiense. Lo ocurrido en 1969 tuvo lugar en la catarata estadounidense durante seis meses desde el mes de junio. Esta catarata tiene normalmente un ancho de l√≠nea de cresta recta de unos 250 metros. Si se mide a lo largo del borde irregular de las cataratas, la cresta es de aproximadamente 290 metros de largo, y el torrente de agua que pasa sobre la cresta de los saltos es de 0,60 metros de profundidad.¬†

Al parecer, los ingenieros de Estados Unidos la drenaron para llevar a cabo un estudio geol√≥gico de su pared rocosa. Los investigadores estaban preocupados de que se estuviera desestabilizando por la erosi√≥n del paso del tiempo. De ah√≠ salieron unas im√°genes que nunca m√°s se han vuelto a ver, revelando a la ic√≥nica cascada pr√°cticamente sin agua. Para ello, el ej√©rcito tuvo que construir una presa de 182 metros a trav√©s del r√≠o Ni√°gara, lo que significaba que miles y miles de litros de agua fluyendo cada segundo se desviaban sobre las cataratas canadienses. La presa en s√≠ consist√≠a en 27.000 toneladas de roca, y para mediados de junio, despu√©s de fluir de forma continua durante m√°s de 10.000 a√Īos, las cataratas se detuvieron. El desag√ľe completo se hizo m√°s f√°cil porque solo el 10% del agua sigue esa ruta.¬†

Fueron d√≠as singulares e hist√≥ricos que probablemente tardar√°n en volver a repetirse, con los ingenieros perforando el cauce del r√≠o para cartografiar y sondear las tensiones, las fallas y las presiones de la roca, mientras los turistas correteaban por la extensi√≥n seca, recogiendo monedas arrojadas al agua d√©cadas atr√°s por otros turistas del pasado. Para noviembre de 1969, y frente a m√°s de 2.000 espectadores, la presa temporal se dinamit√≥, restaurando el flujo hacia las cataratas estadounidenses. Por cierto, cuentan que actualmente la erosi√≥n de las cataratas se estima de 7 a 10 cent√≠metros cada 10 a√Īos, nada mal teniendo en cuenta que sol√≠a ser, en promedio, de 10 cent√≠metros por a√Īo. Fuente: Univision Noticias¬†