ūüö® Suman 209 muertos por ūüĆß inundaciones en Jap√≥n ūüáĮūüáĶ

El n√ļmero de v√≠ctimas a causa de las intensas lluvias e inundaciones que azotan el oeste del pa√≠s asciende a 209 muertos y 28 desaparecidos, confirmaron este s√°bado autoridades japonesas. Ya son 209 los fallecidos por las inundaciones registradas en Jap√≥n debido a las fuertes lluvias, mientras m√°s de una veintena de personas todav√≠a siguen desaparecidas, indic√≥ el secretario jefe del Consejo de Ministros, Yoshihide Suga, en rueda de prensa recogida por la cadena NHK. Seg√ļn el funcionario, todav√≠a no se tienen noticias de 28 personas desaparecidas, la mayor√≠a en la prefectura de Hiroshima. El secretario inform√≥ que alrededor de 63.000 polic√≠as, autodefensas, bomberos y 80 helic√≥pteros siguen participando en la operaci√≥n de b√ļsqueda y rescate.¬†

El gobierno japon√©s aprob√≥ en su reuni√≥n del viernes la concesi√≥n de 35.000 millones de yenes, o unos 350 millones de d√≥lares, en ayudas a 58 localidades en diez prefecturas m√°s afectadas por las inundaciones. M√°s de cinco mil personas -una sexta parte de la cifra registrada el domingo- todav√≠a permanecen en centros de acogida, y unos 200.000 hogares, prinicpalmente en las prefecturas de Hiroshima, Okayama y Ehime, contin√ļan sin agua. El primer ministro japon√©s Shinzo Abe visit√≥ las √°reas devastadas por las lluvias torrenciales que azotan el oeste de Jap√≥n, una de las m√°s afectadas por el desastre. Abe visit√≥ el viernes un centro de refugio en la ciudad de Ozu, en la prefectura de Ehime, una semana despu√©s de que los aguaceros causaran estragos en la zona, de acuerdo con un despacho de la cadena NHK.¬†

El primer ministro afirm√≥ que el gobierno va a hacer todo lo posible para ayudar a los damnificados, que sufren enormes privaciones. El s√°bado pasado, torrentes de lodo inundaron las calles de Ozu despu√©s de que las autoridades determinaran que era necesario dejar escapar agua de dos presas corriente arriba, ya que estaban totalmente llenas a causa de las copiosas lluvias. La orden provoc√≥ que miles de toneladas de agua fluyeran de las presas cada segundo. En Ozu murieron cuatro personas y m√°s de cuatro mil 600 casas resultaron da√Īadas. Los residentes en las m√°rgenes del r√≠o dijeron que casi no tuvieron tiempo para prepararse cuando aument√≥ desmedidamente el nivel del agua.¬†

Seg√ļn funcionarios municipales, se utilizaron los sistemas de alerta de emergencia para informar a la gente sobre la proximidad de las aguas. Sin embargo, hay quienes afirman que no hubo tales llamamientos. El primer ministro indic√≥ que el Ministerio del Territorio va a investigar el funcionamiento del sistema de alerta y a hacer los cambios necesarios a la brevedad posible. Miles de voluntarios comenzaron a llegar este s√°bado a regiones del oeste de Jap√≥n afectadas por el peor desastre en d√©cadas para ayudar a los residentes a limpiar. Los gobiernos de las prefecturas en Ehime, Hiroshima y Okayama, muy golpeados esperan unos 18,000 voluntarios de todo el pa√≠s para ayudar a las v√≠ctimas en sus esfuerzos de limpieza durante el fin de semana de tres d√≠as. Las inundaciones de este julio en Jap√≥n son las peores desde 1982, cuando m√°s de 300 personas murieron en las prefecturas de Nagasaki y Kumamoto. Fuente: El Heraldo de Chihuahua¬†