ūü§∑ūüŹĽ‚Äć‚ôÄ ¬ŅPor qu√© se generan sismos ūüďą con epicentro en la CdMx? ūüďĆ


De acuerdo con V√≠ctor Hugo Esp√≠ndola Castro, responsable de an√°lisis del SSN, los sismos con epicentro en la CDMX son m√°s comunes de lo que creemos. ‚ÄúTenemos registro de sismos que se generaron en la Cuenca del Valle de M√©xico desde que se empezaron a registrar instrumentalmente, en particular en la Ciudad de M√©xico tenemos bastante sismicidad. Toda la corteza terrestre est√° llena de fracturas, la Ciudad de M√©xico no es la excepci√≥n y aunque la actividad s√≠smica no est√°n cotidiana como en las costas mexicanas, s√≠ existe‚ÄĚ.


Para la directora del SSN, Xyoli P√©rez Campos, los sismos que llegan a ocurrir en el Valle son intraplaca, pero corticales. ‚ÄúSe llaman as√≠ porque ocurren en la corteza superior y est√°n dentro de otra placa que es la de Norteam√©rica. Generalmente estos sismos se originan a poca profundidad, pero independientemente de si son profundos o someros, lo que importa es la distancia que recorre la onda y los materiales a trav√©s de los que viaja‚ÄĚ.


Adem√°s dice que el tama√Īo del sismo tambi√©n depende de la falla que lo origina. Una falla geol√≥gica es una fractura en la corteza terrestre. La especialista se√Īala que las localizadas y estudiadas en el Valle de M√©xico no alcanzan una longitud suficiente para un sismo grande.


Seg√ļn los registros hist√≥ricos que se mantienen desde hace casi dos siglos, la magnitud m√°xima promedio reportada ha sido de entre 3 y 3.4 grados. Sin embargo, Esp√≠ndola Castro argumenta que, aunque los sismo por tendencia son de magnitudes muy bajas, los focos poblacionales tan densos en todas las √°reas de la ciudad ocasionan que los movimientos sean evidentes, pero debemos estar alerta porque ‚Äúno quiere decir que no pueda ocurrir un sismo de magnitudes m√°s levadas‚ÄĚ.

En promedio, de acuerdo con el responsable de an√°lisis del SSN, en la Ciudad de M√©xico ocurren al a√Īo seis sismos, sin embargo en el 2017 se registraron 16 hasta el mes de septiembre, es decir estamos por encima. ‚ÄúHay meses en los que puede aumentar un poco m√°s la actividad s√≠smica de alguna zona‚ÄĚ.


En algunas ocasiones se ha observado que a la ocurrencia de un sismo de magnitud considerable, localmente empiezan a haber peque√Īos sismos, pero es de regiones donde ya est√° la actividad y s√≥lo se les dio un empuj√≥n; es decir si no hubiera ocurrido ayer, hubiera ocurrido dentro de 15 d√≠as, regularmente as√≠ es", arma el experto.


Espíndola Castro dice que el suelo de la Ciudad de México es bastante especial y está sujeto a muchos cambios. “Nuestro suelo le da a las ondas sísmicas que llegan efectos muy singulares, en algunos lugares las amplificar o les da mayor aceleración.


Por otra parte, Luis Quintanar Robles, investigador del Departamento de Sismolog√≠a del Instituto de Geof√≠sica (IGf) de la UNAM, arma que ‚Äúen la parte oriente del Valle, adem√°s de las fallas, se suma el fen√≥meno de subsidencia, el hundimiento del terreno que proviene de las extracciones de agua. Esto crea oquedades que al colapsarse tambi√©n pueden producir sismos‚ÄĚ.


Quintanar se√Īala que en el sur una falla orientada direcci√≥n este-oeste es sobre la que han sucedido los principales fen√≥menos , como el sismo del 9 de septiembre de 2017 al sureste de Tlalpan que a pesar de haber tenido una magnitud de 2.6 fue sentida por los pobladores de esta ciudad ‚Äúcomo si algo hubiera explotado en las cercan√≠as‚ÄĚ.


Esp√≠ndola Castro finaliza diciendo que ‚Äúvivimos en una Ciudad muy vulnerable, en cuento a cuestiones clim√°ticas y s√≠smicas, como ya lo hemos visto, no es ninguna novedad. No es cuesti√≥n de la suerte, escogimos vivir en una zona dif√≠cil y vivir aqu√≠ con seguridad tiene sus costos, ya sea como sufrir las cat√°strofes o costos en cuestiones monetarias porque edificar viviendas seguras en este tipo de suelo no es barato. Debemos estar tranquilos para poder tomar mejores decisiones y siempre consultar fuentes confiables‚ÄĚ.


Fuente: José Pablo Espíndola/El Universal