El eclipse lunar del próximo 27 de julio no será uno cualquiera.

En todo el siglo XXI no habrá otro que con una duración mayor, según la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de Estados Unidos.

En sus diferentes fases, el fenómeno astronómico se desarrollará durante 3 horas y 55 minutos. 

 

En lo que respecta a su fase de oscurecimiento total, cuando toda la esfera queda opacada, los espectadores más afortunados podrán apreciar el fenómeno durante 1 hora y 43 minutos.


"Durante un eclipse lunar, la Tierra se interpone en el camino de la luz solar que alcanza a la Luna. Eso significa que durante la noche, la Luna llena se desvanece a medida que la sombra de la Tierra la cubre", explica la NASA. 

La noche del eclipse también se combinará con el fenómeno conocido como "luna de sangre", nombrado así por el color rojizo que adquiere el satélite. 

 

Eso se debe al efecto visual que se genera cuando la luz solar se filtra en la atmósfera y se proyectan los colores anaranjado y rojo sobre la Luna.

Además, durante el eclipse del 27 de julio la Luna estará en su "apogeo", que es el punto de su órbita en el que se encuentra más distante de la Tierra.  

En cambio el eclipse no podrá ser visto en las regiones de Centro y Norteamérica. 

 

La mejor ubicación para apreciar este fenómeno será la mitad este de África, Medio Oriente y Asia central. 

Fuente: El Observador 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

SASSLA/SafeLiveAlert App

app@safelivealertx.com

118080302_315997756307789_24573008221653
118406106_311655083600765_12748362775126
118070368_2517572828534290_1915205700596