ūüö® "Lengua de fuego" en Grecia ūüá¨ūüá∑ ha dejado 79 muertos y 180 heridos ūüöĎ


La peor tragedia natural en la historia reciente de Grecia ha dejado desde el lunes al menos 79 muertos y m√°s de 180 heridos tras el paso de una lengua de fuego por el norte y noroeste del √Ātica, la regi√≥n que rodea la capital griega. Todas las v√≠ctimas, entre las que hay adolescentes, ni√Īos e incluso un beb√© de seis meses, han sido halladas en el √°rea comprendida entre el puerto de Rafina, a unos 30 kil√≥metros de Atenas, y Nea Makri, unos diez kil√≥metros m√°s al norte, con la zona cero localizada en Mati, una t√≠pica localidad balnearia muy frecuentada por los locales.

Las autoridades helenas, que han declarado el estado de emergencia y pedido ayuda a sus socios europeos, sugieren que los incendios podr√≠an haber sido provocados. Tambi√©n han solicitado un dron especial a Estados Unidos (EE UU) para rastrear toda huella de ‚Äúactividad sospechosa‚ÄĚ ‚ÄĒcomo la calific√≥ el martes el portavoz del Gobierno‚ÄĒ al constatarse la existencia, en la tarde del lunes, de 15 focos de fuego simult√°neos en tres frentes distintos en el √Ātica. Adem√°s, los servicios de emergencia buscan a un n√ļmero indeterminado de desaparecidos, seg√ļn informan medios griegos como el diario Kathimerini. Las autoridades han pedido a los vecinos que informen si desconocen el paradero de familiares y amigos que residen en las zonas afectadas. La sospecha de que tras los incendios pueda estar la especulaci√≥n inmobiliaria o incluso el indisimulado intento de construir parques e√≥licos son hip√≥tesis plausibles para muchos griegos.

Hasta el lunes, el peor incendio en la historia reciente de Grecia era el declarado en el verano de 2007 en el Peloponeso y la isla de Evia, que se cobr√≥ entre 70 y 77 vidas, seg√ļn las fuentes. Pero este lunes, en torno a las seis de la tarde (las cinco en la Espa√Īa peninsular), una lengua de fuego originada en Penteli, una zona muy boscosa, se extendi√≥ hasta la localidad costera de Nea Makri, a una treintena de kil√≥metros de Atenas ‚ÄĒy lugar de residencia habitual para muchos atenienses‚ÄĒ, arrasando todo lo que encontraba a su paso: supermercados, casas, campings. El hecho de que tuviera un frente bien definido, de s√≥lo dos kil√≥metros de ancho, en una zona de f√°cil acceso y, en el caso de Mati ‚ÄĒdonde 26 personas fueron halladas muertas abrazadas en el patio de una taberna‚ÄĒ, apenas a 300 metros del mar, eran factores, seg√ļn los expertos, que favorec√≠an una respuesta eficaz de los bomberos. Pero la fuerza del viento (r√°fagas de hasta 100 kil√≥metros por hora el lunes) y la brusca y constante variaci√≥n de la direcci√≥n complic√≥ hasta lo imposible la extinci√≥n del fuego ‚ÄĒsofocado ya este martes, pero bien palpables a√ļn los rescoldos‚ÄĒ y el rescate de vidas.

Parece que fue la resistencia de muchos vecinos a abandonar sus casas ‚ÄĒla mayor√≠a, segundas residencias en mitad del bosque‚ÄĒ la principal causa de la tragedia. La mayor√≠a de las v√≠ctimas mortales fueron halladas dentro de las casas y algunas en el interior de los veh√≠culos en los que pretend√≠an escapar del fuego, inform√≥ este martes el portavoz del Gobierno, Dimitris Tznak√≥pulos. Por eso el mensaje m√°s repetido en las primeras horas a trav√©s de los medios de comunicaci√≥n era precisamente ese, salir corriendo sin perder un segundo. Pero, adem√°s de la querencia de los habitantes por sus bienes, otras causas, como la abundancia de construcciones, muchas de ellas ilegales, y la suma de recortes desde 2010, que han dejado los servicios p√ļblicos griegos en el chasis, se barajan como factores que explican, con trazo grueso, la magnitud de esta tragedia.

Fuente: El País