ūüö® Aumenta a 12 la cifra de muertos ūüöĎ por tromba en Espa√Īa ūüá™ūüáł


Un paisaje desolador; un reguero de destrucci√≥n y muerte a apenas 60 kil√≥metros de Palma de Mallorca, a la vera del habitualmente apacible Mediterr√°neo. El lodo a√ļn inundaba la noche del mi√©rcoles Sant Lloren√ß des Cardassar tras la tormenta que el martes por la tarde provoc√≥ el desbordamiento de dos torrentes que arrasaron la zona baja del pueblo. La tragedia se ha cobrado la vida de al menos 12 personas. Este jueves se ha recuperado el cuerpo de una mujer y un hombre en la zona de Art√°, posiblemente el matrimonio alem√°n que los equipos de rescate buscaban, seg√ļn ha informado el 112. Adem√°s, un menor est√° en paradero desconocido despu√©s de ser arrastrado por la corriente, que lo destruy√≥ todo a su paso dejando un paisaje desolador.

El Gobierno balear (PSOE en coalici√≥n con los ecosoberanistas de M√©s per Mallorca) neg√≥ cualquier responsabilidad y atribuy√≥ la tragedia a una ‚Äúcat√°strofe‚ÄĚ natural: m√°s de 220 litros por metro cuadrado en unas horas, seg√ļn la Agencia Estatal de Meteorolog√≠a. Pero los bomberos del Consell de Mallorca denunciaron problemas de coordinaci√≥n y falta de medios para combatir el agua en una zona de alto riesgo de inundaci√≥n.

Y los expertos consultados subrayan que uno de los torrentes estaba canalizado desde los a√Īos 80 en un caj√≥n de hormig√≥n que aument√≥ la velocidad del agua y su efecto destructivo: ese tipo de soluciones urban√≠sticas acabaron contribuyendo a la tragedia, seg√ļn los an√°lisis preliminares.

No es la primera vez que se desborda la riera que cruza el municipio, de 8.300 habitantes, situado al Este de la isla. Los vecinos recuerdan cómo otra riada, en 1989, anegó también el pueblo, aunque las consecuencias no fueron tan graves.

El mi√©rcoles hab√≠a divisi√≥n de opiniones entre quienes consideraban que no estaban suficientes limpios los m√°rgenes de las torrenteras, lo que ocasion√≥ tapones que provocaron la tromba de lodo, y quienes creen que la tragedia no se pod√≠a evitar. ‚ÄúAhora que nos ayuden a arreglarlo‚ÄĚ, ped√≠a una de las afectadas, B√°rbara Servera, de 48 a√Īos.

La dotaci√≥n inicial de efectivos fue escasa, seg√ļn explicaron fuentes de los bomberos del Consell. Eso se corrigi√≥ despu√©s: m√°s de 500 miembros de los servicios de rescate y de la Unidad Militar de Emergencias desplazados desde la pen√≠nsula trabajaron por la tarde para encontrar al menor desaparecido y ayudar a los vecinos en las tareas de limpieza y desescombro. En esos trabajos participaron excavadoras, helic√≥pteros y decenas de voluntarios. Pero los bomberos denunciaron tambi√©n falta de medios: al menos en la fase inicial no hab√≠a, por ejemplo, veh√≠culos 4x4. Los expertos consultados apuntan tambi√©n a fallos en la planificaci√≥n urban√≠stica y en las soluciones hidrogr√°ficas para canalizar las rieras: no es habitual que una tromba de agua siegue 10 vidas en un pa√≠s occidental con las infraestructuras adecuadas sin mediar ese tipo de fallos.

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron que uno de los fallecidos es una mujer que estaba con su hijo de cinco a√Īos y su hija de 10 en el interior de un veh√≠culo. La riada les sorprendi√≥ y la madre pudo sacar a su hija con la ayuda de un vecino antes de que la corriente la arrastrara en el coche. El ni√Īo sigue desaparecido.

Otra de las v√≠ctimas es un hombre de movilidad reducida que fue encontrado en el s√≥tano de su casa. La Guardia Civil tambi√©n confirm√≥ la muerte de dos ciudadanos brit√°nicos. El agua se cobr√≥ la vida de otros seis vecinos de Sant Lloren√ß y de la vecina Art√†. Un total de 37 personas fueron atendidas por los servicios m√©dicos y al menos dos permanec√≠an ingresadas en el hospital a √ļltima hora del mi√©rcoles, aunque su estado no es grave. El agua alcanz√≥ dos metros de altura en las viviendas m√°s cercanas al torrente principal que atraviesa el pueblo.

Fuente: EL PA√ćS