La NASA ha seleccionado nueve compañías estadounidenses para participar en su programa de Servicios de Carga Lunar Comercial (CLPS son sus siglas en inglés), cuyas primeras misiones comenzarán en 2019.

 

Las empresas elegidas han sido Astrobotic Technology, Deep Space Systems, Draper, Firefly Aerospace, Intuitive Machines, Lockheed Martin Space, Masten Space Systems, Moon Express y Orbit Beyond, aunque la agencia espacial norteamericana examinrá el mercado privado "de manera periódica" y podría admitir a otras firmas en el futuro.

 

Aunque los contratos tendrán entregas y cantidades indefinidas, su valor máximo combinado será de 2.600 millones de dólares "durante los próximos 10 años" y los criterios de selección dependerán de "la viabilidad técnica, el precio y el cronograma".

 

Se trata de "uno de los primeros pasos hacia el estudio científico y la exploración humana a largo plazo de la Luna y, finalmente, de Marte", afirmó la NASA. Así, el objetivo de CLPS es enviar equipos para explorar nuestro satélite y buscar recursos que se puedan analizar en la Tierra, entre otras tareas.

 

Estas primeras misiones espaciales permitirán "el desarrollo de módulos de exploración" y el establecimiento de otros sistemas para que "los humanos regresen a la superficie lunar" y, desde allí, preparen la exploración de Marte.

 

El pasado octubre, la NASA ya realizó un llamamiento para desarrollar instrumentos y tecnologías que permitan estudiar la Luna. Todo empezó en 2017, después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, firmara la Directiva de Política Espacial-1. Como respuesta, la agencia espacial norteamericana anunció sus planes de volver a la Luna y programar lanzamientos para el 'planeta rojo'.

 

Fuente: RT 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

SASSLA/SafeLiveAlert App

app@safelivealertx.com

118080302_315997756307789_24573008221653
118406106_311655083600765_12748362775126
118070368_2517572828534290_1915205700596