ūüĎ®ūüŹĽ El hombre que navegar√° ūüĆä el Atl√°ntico a bordo de un barril ūüõĘ


"El tiempo es excelente, tengo un oleaje de un metro y me muevo a dos o tres kil√≥metros por hora", dijo Jean-Jacques Savin por tel√©fono a la AFP despu√©s de partir de El Hierro, parte de las Islas Canarias, en Espa√Īa.

"Por el momento mi c√°psula se est√° comportando muy, muy bien y tengo pron√≥stico de vientos favorables hasta el domingo", a√Īadi√≥.

Savin estuvo meses trabajando en su original barco en el peque√Īo astillero de Ares, en la costa suroeste de Francia. Con tres metros de largo y 2,10 metros de ancho, est√° hecho de madera contrachapada recubierta de pl√°stico, fuertemente reforzada para resistir las olas y los posibles ataques de las orcas.

Dentro de la cápsula, que incluye bolsas de aire y pesa 450 kilogramos cuando está vacía, hay un espacio de seis metros cuadrados que incluye una cocina, una litera para dormir y un almacén. Una portilla en el suelo permitirá a Savin mirar a los peces que pasan.

Ex paracaidista militar que sirvi√≥ en √Āfrica, Savin tambi√©n ha trabajado como piloto y guardaparques nacionales. Tiene un bloque de foie gras y una buena botella de vino blanco Sauternes guardado para Nochevieja, as√≠ como una botella de tinto Saint-Emilion lista para su 72¬ļ cumplea√Īos el 14 de enero.

Savin espera que las corrientes lo lleven naturalmente al Caribe sin necesidad de una vela o remos - "tal vez Barbados, aunque realmente me gustaría que fuera una isla francesa como Martinica o Guadalupe", dijo. "Eso sería más fácil para el papeleo y para traer el barril de vuelta".

En el camino, Savin dejará caer marcadores para el observatorio marino internacional del JCOMMOPS a fin de ayudar a sus oceanógrafos a estudiar las corrientes.

Y él mismo será objeto de un estudio sobre los efectos de la soledad en el encierro. Incluso se estudiará el vino a bordo: lleva un Bordeaux que luego se comparará con uno guardado en tierra para determinar los efectos de los meses pasados en las olas.

Savin tiene un presupuesto de 60.000 euros (68.000 d√≥lares) para su expedici√≥n, ayudado por el patrocinio de los fabricantes de barriles junto con una campa√Īa de financiaci√≥n colectiva.

Fuente: El espectador / AFP