El calor atrapado por los gases de efecto invernadero está elevando las temperaturas del océano más rápido de lo esperado, según concluye un análisis de cuatro observaciones recientes. 

 

Los resultados proporcionan evidencia adicional de que las afirmaciones anteriores de una desaceleración o "pausa" en el calentamiento global en los últimos 15 años eran infundadas, publicó Europa Press. 

 

"Si quieres ver dónde está ocurriendo el calentamiento global, hay que mirar a nuestros océanos", afirma el coautor del estudio Zeke Hausfather, estudiante graduado del Grupo de Energía y Recursos de la Universidad de California, Berkeley, Estados Unidos.

 

"El calentamiento del océano es un indicador muy importante del cambio climático, y tenemos pruebas sólidas de que se está calentando más rápidamente de lo que pensábamos", agrega. 

 

El calentamiento del océano es un marcador crítico del cambio climático porque se estima que el 93 por ciento del exceso de energía solar atrapada por los gases de efecto invernadero se acumula en los océanos del mundo. Y, a diferencia de las temperaturas de la superficie, las temperaturas del océano no se ven afectadas por las variaciones año a año causadas por eventos climáticos como 'El Niño' o erupciones volcánicas. 

 

El nuevo análisis, cuyos resultados se publican este viernes en 'Science', muestra que las tendencias en el contenido de calor del océano coinciden con las pronosticadas por los principales modelos de cambio climático, y que el calentamiento global del océano se está acelerando. 

 

Suponiendo un escenario como el de siempre en el que no se ha hecho ningún esfuerzo por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, los modelos del Proyecto de Inter-comparación de Modelos Acoplados 5 (CMIP5, por sus siglas en inglés) predicen que la temperatura de los 2.000 metros superiores de los océanos del mundo aumentará 0,78 grados Celsius a finales de siglo. 

 

Aumento del nivel del mar

 

La expansión térmica causada por este incremento de temperatura elevaría el nivel del mar 30 centímetros, o alrededor de 12 pulgadas, por encima del ya significativo aumento del nivel del mar provocado por la fusión de los glaciares y las capas de hielo. Los océanos más cálidos también contribuyen a tormentas más fuertes, huracanes y precipitaciones extremas. 

 

"Aunque 2018 será el cuarto año más cálido registrado en la superficie, realmente será el año más cálido registrado en los océanos, como lo fue 2017 y 2016 antes --destaca Hausfather--. La señal del calentamiento global es mucho más fácil de detectar si está cambiando en los océanos que en la superficie". 

 

Los cuatro estudios, publicados entre 2014 y 2017, proporcionan mejores estimaciones de las tendencias pasadas sobre el contenido de calor oceánico al corregir las discrepancias entre los diferentes tipos de mediciones de temperatura oceánica y al dar cuenta de las brechas en las mediciones a lo largo del tiempo o la ubicación. 

 

"Los científicos están trabajando continuamente para mejorar la forma de interpretar y analizar lo que era un conjunto de datos bastante imperfecto y limitado antes de principios de la década de 2000 --dice Hausfather--. Estos cuatro nuevos registros que se han publicado en los últimos años parecen solucionar muchos problemas que estaban plagando los registros antiguos, y ahora parecen estar bastante de acuerdo con lo que han producido los modelos climáticos".

 

Fuente: La Voz 


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

SASSLA/SafeLiveAlert App

app@safelivealertx.com

118080302_315997756307789_24573008221653
118406106_311655083600765_12748362775126
118070368_2517572828534290_1915205700596