ūüö® Colapso de presa en Brasil ūüáßūüá∑ ya deja 58 muertos y 305 desaparecidos ‚õĎ


Entre la ansiedad y la esperanza, la comunidad de Brumadinho, al sureste de Brasil, continuaba buscando sobrevivientes a la cat√°strofe ambiental que gener√≥ el rompimiento de un dique minero el viernes pasado, que arras√≥ con las instalaciones y con m√ļltiples viviendas rurales de la zona.

El n√ļmero de personas fallecidas por la ruptura de un dique minero subi√≥ a 58 y el de los desaparecidos se elev√≥ a 305, inform√≥ la noche del domingo la Defensa Civil. Tras los operativos de b√ļsqueda se registraron "305 personas desaparecidas, el n√ļmero aument√≥", y hasta ahora hay "58 muertos", indic√≥ a la prensa el teniente coronel Fl√°vio Godinho, portavoz de la Defensa Civil del estado de Minas Gerais, que prev√© que el n√ļmero de fallecidos aumente despu√©s de encontrar, poco antes, un autob√ļs con cuerpos humanos.

El alud de un mill√≥n de metros c√ļbicos de agua mezclada con residuos de mineral de hierro se produjo en el complejo C√≥rrego do Feij√£o, perteneciente al gigante del sector minero Vale. Las cifras que relatan la magnitud del incidente difieren. La Defensa Civil, por su parte, tiene un listado con 305 desaparecidos, de los cuales 258 eran trabajadores de la minera y 87, empleados tercerizados. Dentro de la lista aparece el hijo de Paulo Anizeto, de 51 a√Īos, quien desesperadamente recorre los principales hospitales de la regi√≥n, pero hasta este s√°bado segu√≠a ‚Äúsin noticias‚ÄĚ. Hac√≠a un mes que su hijo hab√≠a empezado a trabajar en la empresa Pro Engenharia y, seg√ļn el padre, estaba de visita en Brumadinho para realizar una inspecci√≥n t√©cnica.

Infelizmente, la rotura sucedió y eso no tiene disculpa, pero aun así pido disculpas a todos los afectados

  • FACEBOOK

  • TWITTER

Entre un mar de lodo y l√°grimas, las v√≠ctimas cuestionan el origen de la cat√°strofe en el municipio. Nayara Cristina Dias, de 27 a√Īos, habl√≥ con una brigadista voluntaria a la espera de obtener alguna informaci√≥n sobre el paradero de su esposo.‚ÄúTenemos que esperar y tener esperanza‚ÄĚ, dijo, pero a√Īadi√≥ que ‚Äújam√°s, jam√°s, jam√°s podr√≠a imaginar algo as√≠‚ÄĚ, despu√©s de la tragedia ocurrida tres a√Īos atr√°s en el municipio de Mariana, tambi√©n en el estado de Minas Gerais. En ese entonces, otros dos diques de contenci√≥n de la empresa Samarco, que controlan Vale y BHP Billiton, se rompieron y generaron la mayor cat√°strofe medioambiental de Brasil con el derrame de siete millones de metros c√ļbicos de residuos minerales y otros 55 millones de metros c√ļbicos de agua. Sin embargo, desde ese 5 de noviembre de 2015 no hay condenas y muchas v√≠ctimas esperan su reparaci√≥n.

Nilo D‚ÄôAvila, director de campa√Īa de Greenpeace Brasil, dijo a AFP que ‚Äúes incre√≠ble: tres a√Īos y dos meses despu√©s de Mariana, llega otro accidente en la misma regi√≥n y con las mismas caracter√≠sticas.

Podemos decir que no hubo ning√ļn avance respecto a las medidas de gobierno ni a pr√°cticas empresariales. Y, en lugar de eso, volvemos a discutir las licencias autom√°ticas de obras‚ÄĚ. El activista alude a los planes de agilizaci√≥n de proyectos impulsados por el presidente brasile√Īo, Jair Bolsonaro.

M√°s sanciones a la vista

Hasta ahora no se ha confirmado la causa del accidente. Seg√ļn el presidente de la minera Vale, F√°bio Schvartsman, la represa no era usada desde hac√≠a tres a√Īos, estaba en proceso de desmantelamiento y hab√≠a sido verificada regularmente. El dique I de la mina C√≥rrego de Feij√£o ten√≠a 86 metros de altura y una capacidad de contenci√≥n de 12 millones de metros c√ļbicos. Schvartsman cit√≥ una auditor√≠a con fecha del 10 de enero en la que se certific√≥ la seguridad de la represa, y la empresa alemana T√úV S√úD garantiz√≥ su estabilidad en septiembre de 2018.

En un video publicado tras la tragedia, Schvartsman se disculp√≥: ‚ÄúInfelizmente, la rotura sucedi√≥ y eso no tiene disculpa, pero aun as√≠ pido disculpas a todos los afectados, a toda la sociedad brasile√Īa, y quiero decir que no mediremos esfuerzo para enfrentar la cuesti√≥n de la forma que tiene que ser enfrentada‚ÄĚ. En la ma√Īana, el mandatario brasile√Īo sobrevol√≥ la regi√≥n para evaluar la cat√°strofe. ‚ÄúNo quiero culpar a otros por lo que est√° sucediendo, pero algo se ha hecho mal a lo largo del tiempo‚ÄĚ, declar√≥ a una radio de Brumadinho. Luego, Bolsonaro fue trasladado a un hospital de S√£o Paulo, desde donde ejercer√° funciones despu√©s de someterse a una cirug√≠a el lunes para retirarle la bolsa de colostom√≠a que carga desde el atentado que sufri√≥ en septiembre.

En horas de la tarde, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, confirm√≥ la aplicaci√≥n de una multa por 250 millones de reales (66,5 millones de d√≥lares) a Vale. La gigante minera fue penalizada por contaminaci√≥n de tierra y agua, eventuales amenazas a la salud humana y por afectar la biodiversidad. Seg√ļn reportes de AFP, la secretar√≠a de Medio Ambiente del gobierno de Minas Gerais est√° elaborando un informe sobre el caso y prepara otra multa. El Instituto Brasile√Īo de Medio Ambiente (Ibama) envi√≥ un equipo a Brumadinho para evaluar si hay m√°s da√Īos ambientales y ayudar en las labores de b√ļsqueda. ‚ÄúLos implicados en esa tragedia ser√°n castigados de forma ejemplar, todas las medidas judiciales ya se adoptaron, se bloquearon recursos de miles de millones de reales, de manera que el castigo sea lo m√°s riguroso posible‚ÄĚ, dijo a la prensa el gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema.

Entre las disculpas y la rabia, otra v√≠ctima, Ana Paula Rodrigues, busca a su t√≠o de 31 a√Īos en la lista de desaparecidos, o personas ‚Äúno contactadas‚ÄĚ, como las autoridades les denominan. Su t√≠o, seg√ļn cont√≥ a Efe, trabajaba en la planta de reciclaje del complejo minero desde hac√≠a apenas medio a√Īo. ‚ÄúEra una tragedia prevista, hab√≠a sido avisado que corr√≠a ese riesgo y nadie tomaba providencias ni nada. Era una tragedia anunciada, pero nunca imagin√°bamos que nos pasar√≠a a nosotros‚ÄĚ.

Fuente: El Tiempo