ūüáļūüá≤ Chicago sufre temperaturas invernales ūüƮԳŹ de hasta -50¬įC ūüĆ°ÔłŹ


El aire de la ciudad de los vientos se ha congelado. Desde el cielo, parece como si hubieran roto un saco de harina sobre todo Chicago.

Los techos de las casas, los coches, los bosques, cada rinc√≥n est√° cubierto de nieve.¬†Las extraordinarias bajas temperaturas, que han alcanzado este mi√©rcoles los -28¬ļ, con una sensaci√≥n t√©rmica de -50¬ļ, han craquelado el lago Michigan. Se podr√≠a caminar sobre √©l. Pocos han podido contemplar la ciudad desde las alturas porque cerca de 1.300 vuelos del Aeropuerto Internacional Chicago-O'Hare, uno de los m√°s transitados del pa√≠s, han sido cancelados. ‚ÄúSuelo tardar una hora desde el aeropuerto al centro de la ciudad, pero ahora que no hay coches son 20 minutos‚ÄĚ, explica Ekel, taxista que conduce con cuidado por el hielo en las calles.

La Oficina de Emergencias de Chicago exhortó este miércoles a los residentes a almacenar comida y a guardar sus coches. Y el Servicio Meteorológico Nacional recomienda no viajar estos días. Las oficinas y los colegios están cerrados y casi no se ve gente por las calles de la tercera ciudad más poblada de EE UU, con 2,7 millones de habitantes. A los que se atreven a salir se les identifica rápido por la estela de vaho que van dejando. No importa cuánto se cubran la cara: su respiración se congela una vez atraviesa las bufandas.

Sin embargo, hay unos pocos que ven el escenario como una oportunidad de entretenimiento. Un grupo de turistas procedentes de California salieron de su hotel en el centro con vasos llenos de agua para lanzarla al aire y ver c√≥mo se congelaba. ‚ÄúEstas condiciones suponen un riesgo para la salud p√ļblica y hay que tratarlas apropiadamente. Son temperaturas que entra√Īan una amenaza para la vida‚ÄĚ, advirti√≥ Rahm Emanuel, alcalde de Chicago.

Illinios, donde se encuentra Chicago, es uno de los 14 Estados del Medio Oeste y del Este que¬†se encuentran en alerta por el v√≥rtice polar¬†que podr√≠a desplomar las temperaturas, superando los -40¬ļ. La sensaci√≥n t√©rmica en algunas zonas de las Dakotas, Wisconsin y Minnesota podr√≠a llegar a -56¬ļ. Esta ola de fr√≠o extremo ya ha causado al menos ocho muertos. El v√≥rtice polar se trata de una ‚Äúgran √°rea de baja presi√≥n y aire fr√≠o que rodea los polos de la Tierra‚ÄĚ, y est√° asociado a olas de fr√≠o extremo, como las de 2014, 1989 y 1985,¬†ha explicado el Servicio Meteorol√≥gico Nacional¬†(NWS, por sus siglas en ingl√©s). En algunas ocasiones en invierno, el chorro de aire polar se ralentiza y se ondula y, como consecuencia, el v√≥rtice se expande y el aire fr√≠o polar alcanza latitudes m√°s bajas.

"Existe el fr√≠o, y luego est√° el ¬°FR√ćO!" public√≥ el NWS. "¬°FR√ćO extremo y peligroso!". "Vientos helados de entre 30 y 60 grados bajo cero ser√°n comunes a lo largo de las llanuras de norte, los grandes lagos y la parte alta del Medio Oeste", agreg√≥.

La amenaza del fr√≠o extremo ha provocado el cierre de cientos de colegios, negocios y oficinas p√ļblicas, y obligado a cancelar m√°s de 2.000 vuelos a lo largo del pa√≠s, seg√ļn FlightAware. Incluso el servicio de correos, que presume de funcionar ante cualquier eventualidad, tuvo que suspender el reparto en amplias zonas del Medio Oeste.

Entre este mi√©rcoles y el pr√≥ximo lunes m√°s de 83 millones de estadounidenses ‚ÄĒcerca del 25% de la poblaci√≥n‚ÄĒ padecer√°n temperaturas bajo cero. "El coraz√≥n de esta ola de fr√≠o (...) nos est√° golpeando ahora. Se romper√°n muchos r√©cords", ha adelantado Brian Hurley, meteor√≥logo del Centro de Predicci√≥n del Tiempo del NWS en Maryland.

Los pron√≥sticos dejan ver que hasta el s√°bado como m√≠nimo, no habr√° tregua. Con este escenario adverso, los gobernadores de Illinois, Wisconsin y Michigan declararon emergencias para hacer frente a los riesgos para la salud p√ļblica que imponen las bajas temperaturas en toda la regi√≥n. Varias ciudades est√°n montando centros de acogida para que las personas sin techo puedan protegerse de las bajas temperaturas.

Tambi√©n han habilitado buses como refugios itinerantes para los m√°s vulnerables. "Estamos a√Īadiendo camas extra en los refugios", dijo el alcalde de Chicago, ciudad donde hay cerca de 16.000 vagabundos. "No dejaremos tirado a nadie que necesite un lugar para estar a salvo y caliente", agreg√≥¬†Emanuel.

Fuente: EL PA√ćS¬†